Soluciones en sistemas de información

ERP

DECÁLOGO DEL ERP

Queremos compartir con Uds. algunas de las ideas que nuestra experiencia nos ha mostrado.

Objetivos claros

Preguntas como: ¿Necesitamos un sistema operacional o estratégico? Si es operacional; ¿Realmente necesito un ERP?, o, ¿Un paquete contable de PC soluciona nuestros problemas?

Un sistema estratégico comienza con ideas y objetivos de negocio marcados y definidos. Tan sólo extrapolando nuestros objetivos de negocio a nuestro sistema ERP podremos conseguir una ventaja competitiva real.

 

 

Qué fue antes: ¿el huevo o la gallina?

¿Necesitamos hacer una reingeniería total de nuestro negocio antes de tomar la decisión de adquirir un ERP, o tomamos la decisión y adaptamos nuestro negocio al sistema objetivo?

Ambas preguntas están mal formuladas. Lo único importante es conservar nuestras ventajas competitivas de negocio y decidir por un ERP flexible y adaptable que incorpore nuestro conocimiento de negocio y crezca con nosotros.


Aplique la ley de Pareto

 

No dedique el 80% de su tiempo al 20% de sus resultados. Antes de hacer un análisis exhaustivo de todos sus procesos de negocio, sepa claramente cuales son sus objetivos.

 

 

Separe la paja del grano

 

 

Céntrese en los procesos vitales de su negocio y considere lo accesorio como tal. No se pierda en anécdotas.

 

 

Supere las islas de información

 

Cada empresa es un conjunto de sistemas integrados. Solucionar aisladamente cada área es retrasar lo inevitable y mantener un nivel de competitividad bajo. Solamente cuando se integran los procesos de negocio podemos saber que rentabilidad tenemos.

 

 

Gestione usted el cambio

 

La decisión y posterior instalación del ERP no es en si mismo una mejora en el negocio. Sólo gestionando el cambio conseguiremos que las mejoras implícitas en un sistema ERP reviertan en ventajas competitivas para nuestro negocio.

 

 

La zona de la muerte

 

Después de la euforia inicial de cualquier proyecto, se llega irremisiblemente a la llamada "zona de la muerte", donde el proyecto parece que no avanza, surgen las dudas sobre la elección del ERP y su implantador, y no se cubren objetivos. Sólo la implicación directa de la gerencia en el proyecto hará que el mismo triunfe.

 

 

La lógica del método

Establezca un método de trabajo claro y conciso donde impere el sentido común. Anticipar los problemas es anticipar su solución.

Fíese de la experiencia

Utilice los conocimientos adquiridos en anteriores experiencias en implantaciones ERP. Así conseguiremos reducir costes y riesgos en las fases de implantación y puesta en marcha.

No hay un sistema malo

Es siempre más importante el equipo humano que dirige e implanta el sistema ERP que el producto, como conjunto de programas y tecnología en sí mismo.

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto